Descuentos personalizados por cliente si queremos evolucionar

Llegados a este punto de la discusión, debemos entender que nuestro cliente es un cliente que salta de un punto de venta a otro, de un cartel a otro, porque le hemos permitido hacerlo gracias a programas de lealtad que son ineficaces, si no francamente inconsistentes y que, en cualquier caso, no le garantizan ninguna interacción que realmente pueda llevarlo a ser fiel.

También hemos visto que, en ocasiones, los mecanismos de promoción, mal planificados, pueden llevar al cliente a no alejarse, pero en todo caso, a preferir otros puntos de venta, dentro de los cuales, poder comprar lo que necesita o quiere. en cualquier caso. para llevar.

También debemos recordar que, las promociones que se repiten constantemente a lo largo del tiempo, hacen que el precio percibido por el cliente retroceda.

Entonces, ¿cuál es la estrategia que hemos implementado?

Simplemente junte todos los puntos débiles de los que hablamos anteriormente, para apoyarlos con soluciones operativas, que pueden llevarnos a resolverlos, para llevarnos más allá de los obstáculos.

Evidentemente, hemos desarrollado toda una serie de otras características importantes, que son la derivación final de todo lo que hemos dicho hasta ahora y que, en cualquier caso, complementan nuestro software, la plataforma CRM y la APP móvil.

En pocas, muy pocas palabras, podemos decir que hemos estudiado y desarrollado un sistema de programación promocional, totalmente automatizable, basado en las experiencias de venta individuales de los clientes individuales, que no se deriva únicamente de su propia experiencia de cliente dentro de la tienda de referencia. , pero está mucho más articulado.

Hemos clasificado sus compras, desarrollado sus modelos de comportamiento, hemos verificado las hipótesis de compra, métodos, timing, lealtad, frecuencia y muchos otros parámetros que nos han llevado a realizar escalas reales de valor, y nos han permitido poder conformar modelos de comportamiento para poder “coser un traje a medida”, es decir, proponer promociones personalizadas para cada individuo y cliente.

Esto significa que finalmente podemos programar ofertas para Mario, Filippo y Francesco, donde en realidad no solo cambiamos el nombre (como los ejemplos que hicimos anteriormente, donde solo se cambia un nombre a algunos correos electrónicos, pero en realidad lo mismo para todos, o en todo caso para todos los integrantes de un mismo clúster), pero procedemos a muchas propuestas promocionales individuales, para tantos como clientes sean.

Todo esto tiene un impacto muy importante por parte del RGPD teniendo en cuenta que, hoy más que ayer, la normativa es sumamente restrictiva, pero esto es bueno porque hoy está plenamente protegido el consumidor que, en cualquier caso, y como siempre hemos visto anteriormente, quiere que sus datos estén disponibles.

El 80% de consumidores hemos visto que quiere poner a disposición sus datos para que las propuestas sean personalizadas, mientras que lo único que no quiere (y ninguno de nosotros lo querría), es que detrás de la toma de estos datos está No hay robo, obligar a adquirirlos, quererlos a toda costa, arrinconar al consumidor indefenso.

Debemos recordar siempre que el consumidor es esa persona a la que debemos poner en condiciones de poder confiar en nosotros para que le entreguemos, con la mayor tranquilidad posible, sus datos personales a cambio de una experiencia de compra absolutamente personalizada, basada en sobre sus necesidades y las de la familia para la que realiza sus compras.

Todos los capítulos de: Lealtad 2.0

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
Whatsapp
Compartir en twitter
Gorjeo
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Correo electrónico

Volver al inicio de la página
es_ESSpanish
error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido !!