Los escenarios futuros de la programas de fidelización de clientes

Llegamos a una pregunta…. En efecto, quizás más que una pregunta es una respuesta implícita, es decir, cómo podemos resumir cuáles serán los escenarios futuros.
Para ello, partamos de una premisa: obviamente el mundo entero se está moviendo cada vez más hacia el mundo digital y esto se debe a que las herramientas tecnológicas y digitales actuales ofrecen la más amplia posibilidad de integración de sistemas e interacciones con los usuarios, lo cual es más difícil de hacer con sistemas tradicionales.

Llegamos a una pregunta…. En efecto, quizás más que una pregunta es una respuesta implícita, es decir, cómo podemos resumir cuáles serán los escenarios futuros.

Para ello, partamos de una premisa: obviamente el mundo entero se está moviendo cada vez más hacia el mundo digital y esto se debe a que las herramientas tecnológicas y digitales actuales ofrecen la más amplia posibilidad de integración de sistemas e interacciones con los usuarios, lo cual es más difícil de hacer con sistemas tradicionales.

Para ello, es obvio que habrá que orientar una serie de enormes inversiones hacia la modernización de los sistemas.

Esto no significa poner en el ático o tirar todo lo que se usa y tenemos disponible hoy, sino que significa (como realmente nos gusta enfatizar en todas las circunstancias), integrar ... integrar e integrar ...

Integrar lo tradicional con lo digital, integrar las viejas tecnologías digitales con las nuevas, es, por tanto, un aspecto muy importante que no debe subestimarse y que, en nuestra opinión, debe situarse en el centro de todas las miradas, dado que disponemos de una reserva ilimitada de información de todos aquellos datos que proceden de las tarjetas de fidelización, y de los datos de todas las iniciativas de fidelización, todo aquello que históricamente hemos rastreado a lo largo de los años, y que hoy muchas veces permanece en silencio en los archivos de las distintas empresas.

Esto sucede porque todo parte de los datos y lo que tenemos disponible equivale a una reserva de oro como la de los bancos nacionales, una reserva que se compone de todos los datos históricos de las distintas tarjetas de fidelidad, de los instrumentos con los que hemos reconocido. y seguimiento de los consumidores a lo largo del tiempo (obviamente nos referimos a bases de datos relativas a tarjetas de fidelización que no son habituales pero sí disponibles, las propias, de cada establecimiento comercial o cadena de ejercicios que a lo largo del tiempo ha utilizado esta herramienta para realizar el seguimiento de sus clientes), ya que prácticamente han rastreado su relación con nuestra tienda a lo largo de los años.

En realidad, estos comportamientos y estas compras aún no los hemos rastreado, sino que solo los almacenamos, por lo que tenemos toneladas de datos listos para ser "procesados" por quienes podrían extraer datos importantes (KPI) y también podrían estudiar el modelo de comportamiento de cada individuo. cliente.

Trabajar con miles de millones de datos no es fácil, no estamos cuestionando un simple libro de recetas donde las respuestas pueden ser ilimitadas e inmediatas… consultar una base de datos compleja implica software y estructuras particulares, así como realizar consultas (consultas complejas y repetitivas).

Saber constantemente lo que están haciendo sus consumidores y poder agregar datos no es solo una operación compleja, sino que debe realizarse con las herramientas adecuadas.

Eso sí, saber que tenemos lo que necesitamos desde el punto de vista de la "materia prima" (es decir, los datos históricos de las tarjetas de fidelidad), y no saber cómo utilizarlos al decidir dejarlos a un lado listos solo para ser borrado ni siquiera debe ser una opción imaginable.

¡Aquí lo tienes! Se debe realizar una gran inversión desde este punto de vista por lo que es absolutamente necesario poder operar en estos big data perfilar y asegurar que existen modelos de comportamiento que pueden sugerir qué acciones tomar.

Con solo abordar este tema, tiramos la piedra para abordar el siguiente punto, es decir, cómo podemos mantener bajo control las tarjetas de fidelización precisamente con respecto a este aspecto que, en nuestra opinión, es decididamente importante.

Todos los capítulos de: Lealtad 2.0

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
Whatsapp
Compartir en twitter
Gorjeo
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Correo electrónico

Volver al inicio de la página
es_ESSpanish
error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido !!