Política de privacidad GDPR: el comprensible miedo a los propios datos

Continuando con el estudio que acabamos de citar, el del observatorio Selligent, parecería que el 47% de las personas entrevistadas, dentro de una muestra de 5.000 unidades (por tanto una muestra estadística que puede considerarse absolutamente representativa), considera el hecho que alguien pueda hacer publicidad (publicidad online) a través de elementos guardados, a través de pines, a través de retweets, los "favoritos", los "me gusta" y, aunque entramos en más detalle, vemos que el 36% de los usuarios, cree que incluso el El estudio de compras anteriores es amenazante.

Y nuevamente, el 36% siempre de las personas entrevistadas, evalúa como amenazante el comportamiento de los sitios que proponen anuncios en base a las búsquedas realizadas por los productos o servicios mostrados, aunque no siempre hayan sido comprados.

Esto es lo que ocurre normalmente, y que se define como retargeting, es decir, voy a visitar el sitio de la tienda "X" o "Y", veo un determinado producto y luego, por el solo efecto de haberlo visto, Me bombardean con anuncios de ese producto o de esa tienda.

Todo lo que acabamos de decir está en absoluta antítesis con el comportamiento general de las personas que, por ejemplo, están acostumbradas a escribir todo en Facebook, así que por un lado lo dicen todo, publican fotos y situaciones, direcciones, incluso avisan a los ladrones cuando yo no estoy en casa (alguna vez has visto esos mapas que dicen ... "Pippo está aquí ahora mismo .... con mucho restaurante etc ... y que mejor información para los que quieran visitarnos en casa cuando ¿No estamos ahí?), pero por otro lado temen que su privacidad sea violada.

En cualquier caso hemos visto que la mayoría de las personas (porque si las propinas son 80% y la media está representada por 71%), cree que la personalización es un elemento importante, necesario y central en la experiencia de usuario deseada.

¿Cómo satisfacemos estas necesidades (y por tanto cómo personalizamos servicios, propuestas de compra, etc.) si no creemos oportuno poner los datos a disposición para su análisis?

En este punto hay que tener una consideración sumamente importante, a saber, que el elemento que marca la diferencia es la percepción del robo de datos.

Por lo tanto, las personas están generalmente disponibles para ser perfiladas, están dispuestas a dar sus datos a cambio de una experiencia de usuario o propuestas de compra específicas y personalizadas, pero esta debe ser absolutamente su acción.

¡No puede ni debe inducirse! Entonces, cuando nos encontramos diseñando cualquier tipo de campaña o cuando diseñamos cada uno de los descuentos personalizados, debemos tener en cuenta las necesidades de los usuarios y, lo que es más importante, debemos llevarlos a dar el primer paso necesario e indispensable para querer poner a disposición sus datos, con el fin de disponer a cambio de los más adecuados a sus necesidades.

Todos los capítulos de: Lealtad 2.0

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
Whatsapp
Compartir en twitter
Gorjeo
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en email
Correo electrónico

Volver al inicio de la página
es_ESSpanish
error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido !!